Johnnie Walker Black Label


Es nuestra mezcla icónica, todo un referente para el resto de nuestros blends de lujo. Elaborada a partir de whiskies envejecidos durante un mínimo de 12 años, presenta un inconfundible sabor suave y ahumado.

SABORES

Trago de Whisky

Johnnie Walker Black Label es rico, complejo y bien balanceado, un blend con notas a frutos del bosque, vainilla y tierra ahumada.

Mezclado exclusivamente con whiskies madurados por al menos 12 años, reúne sabores de los 4 rincones de Escocia para crear una experiencia compleja, profunda y enriquecedora. Johnnie Walker Black Label se desarrolla suavemente sobre la lengua, liberando notas intensas de vainilla dulce que dan paso a notas de cáscara de naranja y aromas a especias y pasas. El final es increíblemente suave y equilibrado, rico en humo, turba y malta.